¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Lun Abr 29, 2013 7:54 am.
titulotitulotitulotitulotitulotitulo

Así en el Barrio como en el Cielo, una telenovela con una dimensión diferente (Por Angel)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Así en el Barrio como en el Cielo, una telenovela con una dimensión diferente (Por Angel)

Mensaje por EduLin17Xever el Mar Ago 25, 2015 2:37 pm


Introducción

Finalizó el viernes pasado una de las telenovelas más importantes en lo que va del año. Me refiero a Así en el Barrio como en el Cielo, la cual abarcó uno de los contextos más enriquecedores y poco valorados de los últimos tiempos.

En su momento la publicidad era bárbara con esta telenovela, pero con el pasar del tiempo se diluyó. Sin embargo al paso que vamos, creo que terminó siendo lo mejor en lo que va del año. ¿En qué me baso para decir eso? Tal vez sea suficiente desglosarles el final que observamos.

El final

Observamos varias persecuciones. En una de ellas el perverso Claudio (Rodolfo Valdés) deja inconsciente a Octavio (Luciano Zacharski) después de un altercado y secuestra a María (Marcela Guirado), llevándosela en su automóvil. El galán recobra la memoria y los persigue, quedando a punto de perder la vida, si no fuera por la joven que golpea al villano en la cabeza.

En otro punto, vemos a Anselmo (Guillermo Ríos) a punto de matar a El Gallo (Juan Manuel Bernal), pero en una excelente escena cómica, Aurora (Verónica Merchant) logra distraerlo en un acto de imitación a Lucyfer (Bárbara de Regil) diciendo que tiene explosivos que podrían destrozar el lugar. En eso, el mismo Gallo logra salvarse, y son encontrados por Francesca (Patricia Bernal) y compañía.

Al paso del tiempo, los villanos Claudio y Lucyfer, reciben su merecido. El primero en prisión y la segunda en un manicomio.

Nuevamente pobres, los López López y los Ferrara celebran una triple boda: las de María y Octavio, Expedito (José Alonso) y Francesca, y la de El Gallo y Aurora. En medio de la boda son interrumpidos cómicamente porque a Jacky (Mariana Torres) le dan los dolores del parto. Las familias logran quedarse en una reunión y vuelven a ser ricos, ya que ahí mismo les compran un terreno por 200 millones de dólares.


Las dos familias aprovechan la riqueza sin olvidar que el amor es lo más importante. Muchos personajes tienen desenlaces destacados, entre ellos, Verónica (Itari Marta) se queda con Demóstenes (Héctor Kotsifakis); “la Pechu” (Carmen Delgado) con Alfie (Greg Kauffmann); Cassandra (Fran Meric) con un afro-mexicano; en el más allá, Jacinta (Paloma Woolrich) se va de la faz de la Tierra acompañada por Marcelo (Fernando Luján); Aurora y El Gallo adoptan un hijo; María abre una casa de modas llamada “María Nada Más” y agradece a su príncipe Octavio, mientras que la escena final hace referencia al sueño de Expedito y Francesca en recorrer el lugar del pasado en motocicleta, reviviendo la época de los años 70 y cerrando así la trama.

Final sin dos horas… pero decente

Es una pena que Televisa teniendo dos horas o hasta más tiempo de transmisión en sus desenlaces, la mayoría no sean ni la mitad de decentes y creativos como el que tuvo Así en el Barrio Como en el Cielo de TV Azteca.

Esta telenovela cerró sin traicionarse, tal y como debía ser, usando clichés típicos transformados en novedad, sin dejar su mundo de surrealismo y combinando realidad con fantasía a más no poder. Hubo una excelente decencia y hasta finura de la productora y sus escritores al cerrar la trama.

Las actuaciones fueron geniales, no lucieron protagonismos absurdos, y el libreto logró cerrar todas las subtramas. No todas las telenovelas logran algo así, por lo que felicitamos a la producción.


Una telenovela con una dimensión diferente

Mientras siguen existiendo telenovelas que nos relatan lo mismo de siempre (Amor de Barrio y Lo Imperdonable), existen estas otras movidas por la innovación y respiran de ello.

A pesar de no ser el más fiel fan de esta historia, debo de aceptarle la gran novedad que generó, además de lo creativa, bien producida, bien actuada en la mayor parte de su elenco y por supuesto, lo tan decente que fue.

Algo que le aplaudí como loco a esta historia, es la manera en cómo hicieron ver “el cliché” de una manera surrealista y hasta fantasiosa. Aquí vimos de todo: fantasmas súper héroes, dobles idénticos, gemelos, clichés de cuentos de hadas, brujería, máquinas nuevas, referencias de cielo e infierno, etc.

Creo que la gran cantidad de creatividad que tuvo la historia, se la debemos a esos grandes escritores que se encargaron de crear un mundo más allá del cotidiano: Guillermo Ríos, Leticia López Margalli, Mayura Aragón y Gerardo Sánchez.


Lo Malo

Antes de elogiar lo bueno hablemos de lo malo. ¿Qué tuvo esta historia de malo? Que su protagonista Luciano Zacharski parecía todo menos eso: protagonista.

El galán fue de lo más tonto en toda la trama. La actuación tan plana y verde de Zacharski nos demuestra que aún no estaba preparado para un estelar.

Otro que parecía no dar una era Alejandro Cuétara, hasta que nos supo explicar con movimiento y detalle que el papel era así.

Finalmente la banda sonora tan gastada de diversas telenovelas de TV Azteca. Fue un gran tache a todo. ¿Dónde están los musicalizadores? ¿Por qué tanta repetición de instrumentales tal como en Corazón en Condominio?

Lo Bueno

Sin duda alguna un magnífico elenco con grandes luminarias como Patricia Bernal, José Alonso, Alma Rosa Añorve, Carmen Delgado y la excelente Paloma Woolrich como la excelsa Jacinta.

Actores de peso como Juan Manuel Bernal, Verónica Merchant, Fran Meric, Rodolfo Valdés, Mariana Torres, Armando Torrea, Elizabeth Cervantes, Itari Marta, Héctor Kotsifakis y Guillermo Ríos, es poco lo que puedo decir para lo grandes que ellos son.

Ni hablar de las jóvenes figuras prometedoras como Alenka Ríos, Gerardo Lama, la niña Ximena Ramos y por supuesto, el muy buen inicio en los protagónicos de Marcela Guirado, quien empieza con el pie derecho en esto.

Alejandro Cuétara y Roberta Burns, que en un principio parecían los prietitos en el arroz, mejoraron en gran cantidad sobre la marcha, logrando ocupar un muy buen espacio en la trama.


Así en el Barrio como en el Cielo estuvo excelentemente bien producida, con vistosos exteriores y un alta definición sorprendente, además de una muy buena dirección escénica.

El contexto de la trama fue manejado de una manera inteligente, llevando al género cómico hacia una reivindicación muy aplaudible.

Creo que no todo está perdido. Hay diamantes en bruto como éste, que nos hacen conservar la esperanza de que pueden existir aun las buenas telenovelas, solo hay que saber buscarle.

Felicidades a la productora Fides Velasco y a todo su equipo de producción.

Referencia:

Lahoradelanovela

EduLin17Xever

Mensajes : 458
Fecha de inscripción : 04/03/2014
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.