¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Lun Abr 29, 2013 7:54 am.
titulotitulotitulotitulotitulotitulo

“Uga Uga”: Historia Con Un Principio Pero Sin Fin (Crítica Final)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“Uga Uga”: Historia Con Un Principio Pero Sin Fin (Crítica Final)

Mensaje por EduLin17Xever el Dom Ago 09, 2015 11:41 pm

“Uga Uga”: Historia Con Un Principio Pero Sin Fin (Crítica Final)


Seré sincero, han pasado más de dos meses que acabó “Uga Uga” y todavía tengo muchas dudas respecto a esta telenovela. ¿Recuerdan qué les dije en la crítica de estreno? Que sería una comedia y drama y resultaría la perfección, y así lo fue. De la mano de Rede Globo hicieron una apuesta increíble y a la vez una sensación que lograron salir adelante.

Está historia protagonizada por Humberto Martins y Vivianne Pasmanter que hicieron de cómo una pareja tan buena como también una dispareja. Pues puedo decir que la historia en su retransmisión en ATV fue novedosa, porque sinceramente está novela es de 2001 y se nota a leguas que es está fecha, probablemente eso sea por la fotografía y situaciones.

En un principio estuvo en el horario de las 2 de la tarde, pero me sorprendió haya logrado su increíble éxito y fuera mandado a las 5 de la tarde. Me siento satisfecho que la gente haya seguido esta telenovela, sin depender de los “exitosos cañonazos de Televisa”. Lo que me demuestra que logra ser uno de los clásicos más grandes para el canal, también para Brasil y para toda Latinoamérica.

Hay que ser sinceros para ver telenovelas cómicas, ya que pudo ser cirquera, pudo ser para otros, insoportable, pudo ser como dicen “jalada de pelos”, pero en mi opinión tuvo los mecanismos suficientes para hacer una telenovela como “Uga Uga”.

Final

El final fue de dos horas en pleno viernes, tuvo promoción, tuvo todo, pero iré resumiendo y desglosando.

Bernardo (Humberto Martins), Adriano “Tatuapú” (Claudio Henrich) y Cassimiro “Vam Dam” (Marcos Pasquim) logran rescatar al pequeño “niño con nombre de perro” Dinho (Alexander Zaccha) de ser rehén del “El Turco” (Luiz Guillerme), pero son emboscados y resultan heridos, afortunadamente llegan con vida a la tribú.

Ya con “El Turco” extraviados, los buenos regresan para el juicio de Bernardo, quien al final de cuentas resulta, inocente. Briggitre (Betty Lago) se entera que tiene una hermana gemela Alice (también Betty Lago), esta noticia la pone triste y decide dedicarse a ser aeromosa. No hasta que Betabel (Marcello Norvaes) va al aeropuerto dispuesto a reconciliarse con Briggitte y con sentido de humor negro tipo naco (para México), canta, mal, es abucheado y al final saben que se aman y se reconcilian.

Stella (Rita Guedes), la ex mujer de Betabel, es descubierta la farsa de embarazo con “Vam Dam” y termina confesando todo. Rolando (Heitor Martinez Mello) también es descubierto, y sobre su dichosa “epidemia” que ató a Tatiana (Daniella Winits) en contra de su voluntad.

En la boda de Adriano “Tatuapú” y Bionda (Mariana Ximenes), el primero estaba a punto de decir “sí”, pero se presenta Gui (Nivea Stellevan), Tatuapú la deja para irse con su verdadero amor de su vida, dando a entender que le paso karma a Bionda pero inverso.


Pasa el tiempo, Bernardo y Maria Juan (Vivianne Pasmanter) por fin se casan, ella aun estaba embarazada de él. Pero “El Turco” regresa y desde la punta de una vivienda dispara hacia María Juan, y el maniático, perverso villano tan “cackle-cackle” logra escapar. Maria Juan queda ilesa, y ya en el hospital da luz a una niña.

Betabel aparece para que María Juan le aclaré sobre la niña ¿es hija suya? Al final nos deja con una incógnita. Bernardo decide encontrar al “Turco” y hacer pagar por esta fechoría.

“El Turco”, en plena noche de nuevo intenta matar a Bernardo, “porque sí”. Perdón, con la intención de vengarse de la humillación del pasado, pero sale ganando Bernardo, pero “El Turco” no desiste a perder y llega a caer de lo más alto de un ciclópeo para culpar de la muerte a éste. Amon Ra (Marcello Radea) ve la caída y cree que Bernardo lo asesino para defenderse y le pide que se entregue. Cuando Bernardo se ve acorralado, escapa y sube al automóvil para según suicidarse, tirándose en un lago hundiéndose él mismo. Cassimiro se entera de esto y no logra salvarlo, ni encontraron su cuerpo.


Doña Pierina (Nair Bello) y don Nikos (Lima Duarte), se aceptan como pareja, a pesar de la edad y tienen divertidísimo momentos de comicidad. Al día siguiente, Cassimiro se le consagra como el mejor buzo y recibe como regalo de Tatiana, una piscina llena de pelotas de colores, cuando no pudo jugar de niño, una carta de Tatiana dice que se iba de la vida de éste, ya que, por culpa de Rolando, quien la mandó a la quiebra, decidió comenzar su vida de nuevo y lejos de él. Pero al final, Tatiana y Cassimiro se reencuentran en “Cristo Redentor” y su amor se reivindica.


Llegó la narrativa de Ladislau (Mário Gómez) en versión cómic, narra los hechos relacionados en los transcursos del tiempo en los personaje. (Wolf Maya) y Bruna (Julia Limaverde) se le ven en la cárcel ya publicando su vídeo de lecciones de vida. Rolando, Santa (Vera Voltz) y Gerda (Geórgia Gomide), la antigua ama de llaves de Don Nikos, terminan siendo comerciantes clandestinos de joyas robadas. Bionda se convierte en agente policial y Amon Ra, que la vio “verde” cosa que al final, ella le demuestra todo lo contrario. Doña Pierina como una “Cruella de Vil” es doña y señora de la casa Karabastos, Anisio (Tato Gabus Méndes) hace énfasis de la química de ambos, su estado de salud igual al de un hierro. Tatiana y Cassimiro se ven felices juntos con el hijo de ambos, uno en llegada y los siete hijos que los tuvo con las indias de la tribu. Cuando se pensaba que Ladislau  y Rosa (Françoise Forton) iban estar juntos, el primero abandona para no volver, bueno eso creíamos.


Pasando por una fiesta en la selva, donde vemos a todos los personajes pintorescos que estuvieron a lo largo de la trama, pero la entrada de antaño, el primo Bento (también interpretado por Humberto Martins), María Juan lo confunden con Bernardo. María la loca (Lucía Verissimo) se obsesiona con éste, que quiere creer que es Bernardo, por el físico similar.


Finalmente, María Juan (que vemos a Vivianne Pasmanter rellenita, según embarazó) ve a su amado Bernardo salir del agua, surgir su retorno, la pareja discuten pero se reconcilian con un ballett acuático y un beso. FIN.


La Verdadera Razón de Hacer Controversias

Así como mencionaron los casos surgidos en México: “Rastros de Mentiras” y “Yo No Creo en los Hombres”, les tengo dos noticias: la buena y la mala.

La buena: Que ver una comedia diferente a lo que tenía visto, era impredecible de principio a fin, y eso no se ve en cualquier parte del mundo. Sabiendo que es telenovela que abre el Siglo XXI, se vieron muchas cosas que en la actualidad, no sabremos decir ¿si es original o no? De todos modos fue una de las mejores retransmisiones que tuvo.

La mala: La costumbre de Rede Globo en reeditar en todas sus producciones haciéndolas ver inverosímil en cuestión de trama, porque según “tanto” comercial, según tanto alargue y según tanto relleno. Porque vemos que la historia se podía saltar de escena tras escena, de lado a lado, de situación por otra y personajes yendo de una a otra escena. Para colmo ver que el final de dos horas lo que menos parecía era eso, era como para darle más tiempo como máximo veinte capítulos más de lo situado, a eso me refiero que no tuvo fin. Para variar, llego momentos en que algunos capítulos tenía interferencias de VHS en el producto, haciéndola ver que no la emitieron  por años. Que mal.

Una Telenovela que Jamás Veremos en la Actualidad

A pesar de este enigma que tuvo la telenovela, no me queda que felicitar a la impecable producción de “Uga Uga”. Fue un reto combinar muchos géneros: rosa, humor negro, thriller, acción, ficción, quizás con algunos clichés y apòrtadora.

Felicitó a Humberto Martins y Vivianne Pasmanter. Ellos lograron superarse de manera increíble para este protagónico, al principio ellos dos no pudieron ser la pareja ideal, porque él era un zorro aventurero y ella una machorra, pues era combinar agua y aceite. Lograron hacer una gran química así como lo fueron como pareja juvenil en “Mujeres de Arena” con Gloria Pires y hasta “La Sombra de Helena”. Es una lástima que en la actualidad ya no se le respeten el status y hayan sido reducidos a uno más del montón.

Las locaciones, centros, dirección y el guión de lograron imprimir muchas fórmulas en confiar en el producto.


Fueron el lucimiento de muchos actores en diferentes papeles que no lo hemos visto en la vida, Mariana Ximenes, Vera Voltz, Daniella Winits, Marcos Pasquim, Tato Gabus Méndez, Nivea Stellevan y Claudio Henrich, quien se lucio por completo en ese Adriano “Tatuapú” salvaje de la selva del principio y luego un cambio sorprendente en un personaje con muchos valores y deseos de superarse. Sumando a los carismáticos Ángelo Paes Mello, Betty Lago y Marcello Norvaes, en ese hombre rudo, cómico, quizás tonto pero humano, que por cierto, tampoco lo vimos en sus recientes trabajos como actor que a “Max” de “Avenida Brasil”, sobre todo que el doblaje le ayudo mucho más. Un excelente trabajo por parte de la voz de Alfonso Obregón.

Increíble y soberbia la presencia de los primeros actores: Lima Duarte y Nair Bello (Q.E.P.D.), en una pareja de la tercera edad con gran sentido del humor, eso es lo que se lo aplaudo bastante. Me recordaron a Carolina (Marta Verduzco) y Félix (José Guillermo Márquez) de “Vivir a Destiempo”, sin duda un lujo ellos se lograron a destacar.


Aunque sin duda alguna quien se llevó las palmas en esa pareja tan dispareja de toda la historia se lo llevaron “Van Dam” y Tatiana, interpretados carismáticamente por Marcos Pasquim y Danielle Winits, en una dinámica explosiva a más no poder.


El doblaje mexicano hecho por Audiomaster 3000 de la dirección de Alfonso Obregón (“Betabel” en el doblaje), José Luis Orozco (“Ladislau” en el doblaje) y César Arias estuvieron de primera como en otros trabajos hechos allí, incluso llego al corazón sus modismos impresos de su nación.

Eso sí, en la actualidad nos damos cuenta el nivel de género de comedia está estancado y siempre se recurre a uno involuntariado. Pocas se rescatan en la actualidad, “Así en el Barrio como en el Cielo”. En mi opinión, muchos podemos lucir si hacemos con fuerza y con garra historias como “Uga Uga”, si tenemos cargado ese instinto y pensar en el público y no en el conformismo. Ya que si hablamos de Perú, ya se acabó las épocas doradas de la comedia o del plan sucio del travestí, a lo mucho México tuvo una comedia de la mano de Azteca, “Los Sánchez”.


Ahora que está historia finalizó, no nos queda que despedir de esta invaluable joya de Rede Globo. Ya que, ahora desde ese horario quedo para las comedias o melodramas con esos toques, y en su lugar entró “Siempre Tuya Acapulco”,y vemos si el tema del “circo” ¿seguirá así o no?
avatar
EduLin17Xever

Mensajes : 457
Fecha de inscripción : 04/03/2014
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.