¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Lun Abr 29, 2013 7:54 am.
titulotitulotitulotitulotitulotitulo

"La Gata": Tan Mala Por Que Si... (Crítica Final)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"La Gata": Tan Mala Por Que Si... (Crítica Final)

Mensaje por angelknigth el Mar Oct 21, 2014 12:28 am



Introducción

Este domingo por fin finalizó La Gata, remake alucinante que ya no tenía ni pies ni cabeza, protagonizado por Maite Perroni y Daniel Arenas.

No se le puede comparar a esta cosa con sus versiones anteriores, porque incluso ni Pobre Diabla que pasó por casi lo mismo fue tan pobre como esta historia, espectáculo de sobreactuaciones, circo gris y una quemadora de neuronas por excelencia como su final.

Final

A decir verdad hubo circo. Gisela (Mónika Sánchez) mató a su doctor Edgar (Ricardo Franco), se descubre que es esquizofrénica y en un tipo de escena medio bizarra y duradera se ve su locura dentro de un manicomio, mientras que Lorenza (Laura Zapata) termina en una cárcel de otro país sin que nadie la pueda ver, sola y entre tinieblas.

Inés (Alejandra Robles Gil) muere, no sin antes ver a Víctor “El Garabato” (Ricardo Baranda) y a su hijo reunidos pidiéndoles perdón. La muerte de ella causa un gran vacío en Doña Rita (Pilar Pellicer).



Finalmente ahorrándonos tantas escenas de relleno, la hija de Carlos “Centavito” (Pierre Louis) termina recuperando la vista y los protagonistas, Esmeralda (Maite Perroni) y Pablo (Daniel Arenas), se vuelven a casar.

Relleno, Relleno y Más Relleno

El final consistió en un montón de escenas de relleno, alargamientos, cosas sin interés, sin chiste, de la cual no deseo desgastarme hablando más.

El relleno que tuvo la telenovela entera fue un fiasco completo para alargarla como se pretendía, porque la trama de La Gata terminó hace mucho tiempo y solo nos quedó Rubí Rebelde más lo que se le ocurriera a la productora y a la escritora.

Llegó un momento en que la trama ya no fue un circo entretenido, sino un espectáculo de terror casi digno de formar parte de los videos más nocivos de internet.

Probablemente hubieron historias muy mediocres de la productora Nathalie Lartilleux, como Corazón Indomable, pero esta la superó y por mucho.

Lo Bueno

Al principio la historia arrancó con locaciones extraordinarias, atrevidas y de mucha luz antes de llegar al extremo cartón. Eso fue lo más sorprendente del arranque de La Gata.

Las actuaciones de primeros actores como Pilar Pellicer y Patricio Castillo fueron excelentes, novedosas y hasta innovadoras para lo que han representado antes.

Juan Verduzco a pesar de entrarle al “circo, maroma y teatro”, logró salir de su faceta cómica para entrar al drama, eso se le aplaude. Otro que no se nos hundió mucho fue Manuel Ojeda que lograba imponer con su presencia.

Marilúz Bermúdez y Pierre Louis se llevaron las palmas a actuaciones juveniles en un mar de mala dirección escénica. Otros que se rescataron fueron Ianis Guerrero, Alejandra Robles Gil y Ricardo Baranda, que probablemente no sean los mejores del año, pero se defendieron con sus interpretaciones.

Y lo absolutamente mejor de todo, es que a pesar de las muy fallidas entradas, la canción tema “Vas a Querer Volver” de Maite Perroni era excelente.

Lo Malo

La fallida producción de Nathalie Lartilleux, la dirección de Claudio Reyes Rubio, Guido Sánchez y Víctor Manuel Foilloux, más el libreto de María Antonieta “Calú” Gutiérrez fueron una pesadilla para todos los actores.

Las locaciones pasaron de sorprendentes a un imperdonable acartonamiento. Algunos actores que empezaron bien terminaron de la patada. Las musicalizaciones eran horrendas y los vestuarios llegaron a ser aberrantes.

Los personajes de Maite Perroni y Daniel Arenas sobresalieron entre los protagonistas más tontos de las telenovelas. Debo reconocer que la primera estuvo en su papel, pero el segundo ni cómo salvarlo.

Las villanas Laura Zapata y Mónika Sánchez en los peores papeles de su vida. Grotescas a más no poder, sin contar con unos desorbitados y perdidos Jorge Poza y Érika Buenfil, más unas participaciones especiales sin chispa ni gracia, en ejemplo razonable es: Ricardo Franco.



La gris Paloma Ruíz De Alda, quien estuvo más del 70% fuera de la telenovela, se corona como una de las peores revelaciones del año y demostró que le hace falta urgentemente un buen estudio de actuación.

¿Era necesario que pasaran los años en La Gata para ver un desenlace como el que se presenció este domingo? No me quiero imaginar las expresiones de actores como Juan Ferrara si vieron al churro en que convirtieron aquella historia de 1970, principalmente, porque se llama La Gata, así que el foco principal de comparación es aquello, que lamentable.

Terminó la telenovela con un mal final, producto de una mala historia demostrando que La Gata es la máxima expresión de hacer las cosas mal simplemente… porque sí.

Fuente:

http://lahoradelanovela.com/


────═◕◕◕√v^√v^√G2STUDIOS√v^√v^√v◕◕◕═────



angelknigth
Admin

Mensajes : 381
Fecha de inscripción : 28/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.