¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Lun Abr 29, 2013 7:54 am.
titulotitulotitulotitulotitulotitulo

La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Mensaje por Glous el Mar Jul 01, 2014 8:18 am

La Gata Ardiente


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Capítulo 6.

"La realidad baila sola en la mentira y en un bolsillo tiene amor y alegría un dios de fantasía la guerra y la poesía."
León Gieco.

(Violeta entra por la puerta y se dirige a Alejandro.)

Violeta: Alejandro, ¿qué ha ocurrido?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Se oye la voz de los nietos disparando sus imaginarias pistolas en la galería y a Edith que les reprende, ordenándoles que se callen. Por la otra puerta entra Gonzalo junto al doctor.)

Edith: ¡Gonzalo, a ver si logras que se vayan a la cama!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Gonzalo sale de la habitación.)

Gonzalo: ¡Vamos niños, vamos. Es hora de irse a dormir!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Gonzalo y Edith desaparecen.)

Violeta: ¿Por qué daba esos gritos? ¿A quiénes llamaba embusteros?

Alejandro:¡Yo no le he mentido! ¡Yo no he mentido a nadie! ¡A nadie más que a mí mismo! Violeta, creo que ha llegado el momento de que me enviéis al sanatorio.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Violeta: ¡Preferiría morir antes de hacer eso!

(Alejandro se dirige hacia la puerta pero ella le detiene.)

(Mientras fuera.)

Gonzalo: ¿Has visto a mamá?

Edith: No, no la he visto.

(Entra.)

Gonzalo: ¿Dónde diablos se habrá metido mamá?

Edith: ¿No la encuentras?

Gonzalo: ¡Creo que trata de eludir esta conversación!

Edith: Debe sospechar algo...

(Gonzalo se dirige a uno de los niños.)

Gonzalo: ¡busca a la abuela!

Edith: ¡Pero procura que no te oiga el Abuelo!

Violeta: !Alejandro, van a decirle a mamá toda la verdad! ¡Te necesitará!

(El doctor se dirige a Edith.)

Doctor: Va a ser muy doloroso...

Edith: Hay que cumplir con el deber, por muy doloroso que sea.

Doctor: Me hago cargo.

(Marcela se aproxima.)

Gonzalo: !Ya está aquí!

Edith: No grites Gonzalo, ve a buscarla. ¡Eh, mamá! ¡Ven aquí un momento!

(Seguido de Gonzalo, entra Marcela por la escalera entra por otra puerta con un vaso de leche en la mano. Pasa delante del Doctor que se vuelve sorprendido y se dirige hacia Edith que está en la sala.)

Marcela: Ya estoy aquí. ¿Qué queréis? ¿Por qué esos gritos?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Gonzalo se dirige a su madre.)

Gonzalo: Mamá, necesitamos hablar seriamente contigo.

Marcela: ¿Seriamente?... Hace un momento he visto luz en la habitación de Federico. Iba a llevarle este vaso de leche, pero me ha cerrado la puerta en las narices. Cuando un hombre y una mujer han vivido juntos durante tanto tiempo, cualquier atención se convierte en un disgusto... ¿verdad?

(Se sienta.)

(Violeta la abraza.)

Violeta: ¡Claro que es verdad!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Alejandro va a salir por el vestíbulo en el momento que entran por la misma puerta Gonzalo. Cambia la dirección y sale a la galería.)

Marcela: A Federico se le notaba muy fatigado esta noche. ¡Os quiere tanto y estaba tan contento de teneros a todos a su alrededor!... Pero estas reuniones son agotadoras para un hombre de su edad.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Todos la observan callados.)

Marcela: ¡Y con qué apetito ha cenado! ¡Ha comido como si fuese la última vez!

(Se marcha para ver dónde está Alejandro. Violeta la sigue.)

Gonzalo: Es de esperar que no le pase nada.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Marcela: ¿Qué dices?

Edith: Gonzalo quiere decir que confía que no pase mala noche.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Marcela: ¡Cállate, Edith de una vez con "Gonzalo quiere decir... Gonzalo quiere decir!"... ¡Me aburres! ¿Por qué tiene que pasar una mala noche? ¡El abuelo no tiene nada, y si ha comido con tanto apetito es buena señal! Se ha quitado un gran peso de encima al saber que no estaba condenado a...

(Marcela, emocionada, se balancea y está a punto desmayarse. Violeta corre a sostenerla. Edith también. Entre las dos la ayudan a sentarse en el sofá. Violeta se sienta a los pies, en el suelo, y Edith queda de pie tras ella.)

Violeta: ¡Pobre Federico!...

Marcela: Sí, pobre abuelo...

(Alejandro en el jardín contempla la luna sin sentido.)

Alejandro: ¡Oh, luna! ¡Te saludo y te envidio por tu indiferencia y por la suerte que tienes de estar tan lejos!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Marcela: ¿Por qué Alejandro no viene a mi lado?

Violeta: Ha salido a respirar un poco de aire fresco.

Marcela: Violeta, dile que entre.

Edith: Sí, Violeta, haz entrar al hermanito pequeño, a ver si podemos hablar de una vez.

(Violeta se-levanta y va a buscar a Alejandro que continúa en la galería. Alejandro sigue hablando a la luna.)

Violeta: Alejandro, ¿Qué haces?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alejandro: ¡Hablaba con la luna!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Violeta: ¡Debes entrar, Alejandro!

Alejandro: No quiero presenciar esa escena tan desagradable.

Mientras dentro...

Marcela: Dame un poco de agua. El humo de los fuegos artificiales me ha mareado.

Edith: Enseguida, suegra.

En el jardín...

Violeta: Alejandro, Alejandro. Tu madre te necesita.

Alejandro: Ya te he dicho que no quiero presenciar...

Dentro...

Marcela: ¿Pero qué os ocurre? ¿Por qué tenéis todos esas caras?

Gonzalo: Esperamos que Alejandro y Violeta entren para empezar a hablar.


En el jardín...


Violeta: Si no entras en seguida para estar al lado de tu madre, en este momento ¿sabes lo que voy a hacer? Tiraré todas las botellas al río.

Marcela: ¡Alejandro!

Violeta: ¡Ahora va, mamá!

Marcela: ¿Pero qué pasa esta noche? ¡Jamás he notado una atmósfera tan rara en esta casa! ¿Qué hacen Alejandro y Violeta en el jardín?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Gonzalo: (Mirando hacia fuera.) Discutir, como de costumbre.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Violeta y Alejandro al fin llegan.)

(Marcela coge una píldora de una cajita que lleva colgada de una cadena en la muñeca.)

Marcela: Gonzalo, abre esa puerta para que haya un poco de corriente. Aquí no se puede respirar en esta habitación.

(Gonzalo va a obedecer, pero se cruza Edith que lleva el vaso de agua y le detiene. Luego se acerca a Marcela para entregarle el vaso de agua.)

Edith: Gonzalo, será mejor que cierres la puerta cuando terminemos de hablar con mamá.

Marcela: No me explico por qué.

(Toma la píldora y bebe un sorbo de agua.)

Edith: Es mejor no correr el riesgo de que nos oiga Federico.

(Marcela le entrega el vaso a Edith.)

Marcela:  ¿Por qué, Edith? En esta casa no se hablará de nada que no pueda oír el abuelo.

(Edith se levanta y va a dejar el vaso sobre el bar. Luego se une al grupo de Gonzalo,  y el Doctor. Alejandro se acerca a su madre y le acaricia la cabeza con ternura.)

Marcela: ¡Aquí está mi pequeño!... ¡Mi Alejandro!

(Alejandro mira a Gonzalo.)

Alejandro: ¿Has oído, Gonzalo?...

(Edith se levanta enfurecida.)

Edith: ¿Qué quieres decir?

Alejandro: Gonzalo me ha entendido, Edith.

(Edith se vuelve hacia Gonzalo. Violeta, que se había parado en la puerta de la sala cuando entró Alejandro, entra a su vez ahora.)

(Marcela se dirige a Alejandro.)

Marcela: ¡Me das mucha pena, hijo!

(La mira desde el bar, donde se está sirviendo whisky.)

Alejandro: ¡Lo siento, mamá! ¿Nadie quiere un trago? ¿Gonzalo, Doctor?

Violeta: Alejandro, siéntate, ven al lado de tu madre, cógele las manos.

Alejandro: Hazlo tú, Violeta, yo prefiero estar de pie.

(Violeta se sienta al lado de Marcela. Gonzalo en una silla frente a ella. El doctor a su lado, Edith se dirige a la puerta de la galería. Alejandro va cojeando hacia la puerta del hall.)

Marcela: ¡No necesito que nadie coja mis manos! ¿Pero os habéis vuelto locos? ¿Por qué me rodeáis todos? ¿Por qué me estáis mirando todos como si tuviera la cara cubierta de sangre?... ¿Qué quiere decir todo esto?... ¿Me oís? Os estoy preguntando.

Gonzalo: ¡El doctor!.. (Edith se levanta.) ¡Siéntate, Edith! (Edith vuelve a sentarse.) Doctor... debe usted decirle a mi madre la verdad sobre el informe que hemos recibido hoy de la clínica.

(El Doctor se abrocha la chaqueta y se coloca frente al grupo.)

Marcela: Entonces... ¿me había ocultado usted algo?

Doctor: Sí... es decir...

Marcela: (Levantándose.) ¡Necesito saber ahora mismo de qué se trata! (Se dirige hacia el grupo.) Si antes me ha mentido, quiero conocer la verdad ahora mismo.

(Edith, Gonzalo y el Doctor la rodean.)

(Violeta busca a Alejandro fuero.)

Violeta: ¡Alejandro, Alejandro!

Marcela: ¿Qué es lo que ocurre? ¿Queréis decírmelo de una vez?

(Marcela empuja y sacude al Doctor por los hombros. Los demás siguen a su alrededor.)

Doctor: Le aseguro que en mi vida he visto un análisis tan perfecto como el que le han hecho a don Federico en la Clínica de Washington.

Gonzalo: Es una de las mejores clínicas del mundo.

Edith: ¡La mejor, sin duda alguna!

Doctor: Claro que ya antes de empezar a hacer los análisis estaba casi seguro de...

Marcela: Seguro ¿de qué?... ¿Seguro de qué?...

Edith: Tenga valor, tenga valor.

(Alejandro algo tomado silva como queriendo no oír la conversación.)

Alejandro: Ti-ru-ri-tu-ri..

(Gonzalo le grita.)

Gonzalo: ¡Cállate, Alejandro!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Continúa silbando.)

Doctor: Desgraciadamente el examen ha confirmado...

Marcela: Pero usted nos dijo antes... al abuelo y a mí, que no tenía nada... que sólo se trataba de unos espasmos...

Edith: Tenemos la obligación de...

Gonzalo: Edith, ¿dejas hablar al doctor?

Marcela: ...del píloro... debido a...

Doctor: Siento mucho tenerle que decir que el resultado de los análisis es positivo.

(Marcela hace una pausa interminablemente violenta.)

Marcela: ¡Cáncer!... ¡No, no es posible!...

(El Doctor afirma con la cabeza. Marcela da un gemido ahogado.)

Gonzalo: Tenías que saberlo.

Edith: Tiene usted que ser valiente.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Marcela detiene el abrazo de Edith, como si esta quemase.)

Marcela: ¡No me toques, Edith! ¡No me toques! ¡Necesito a Alejandro! ¿Dónde está Alejandro? ¿Dónde está mi hijo?

Gonzalo: ¡Aquí, mamá!

Marcela: No te llamo a ti... Llamo a mi hijo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Gonzalo: Entonces ¿yo qué soy?

Edith: Ya te ha dicho que "no te llama a ti"...

Marcela: Yo necesito a Alejandro. ¡Alejandro, Alejandro!

(Violeta sale del estado catatónico en el que ha permanecido durante toda la conversación.)

Violeta: Suegra, Alejandro está impresionado... y ha tenido que salir al jardín a tomar un poco de aire fresco.

Marcela: ¡Alejandro!

Violeta: Marcela, escúcheme...

Marcela: No, no. ¡Dejadme en paz! ¡Tú no!

(Se dirige a jardín llamando a grandes voces.)

Marcela: ¡Alejandro!

Gonzalo: Mamá, yo también soy hijo tuyo, escúchame.

Edith: ¡Gonzalo es el mayor!

Marcela: ¡Gonzalo nunca ha querido a su padre!

(Edith muy teatral se lleva las manos a la boca escandalizada.)

Edith: ¡Eso no es verdad!

Marcela: Todo es mentira. ¡Tienen que haberse equivocado! Pero si no es posible.

Doctor: ¡Cálmese!

Gonzalo: Tengo la impresión de que papá sufre desde hace tiempo, pero nunca ha querido confesarlo.

Doctor: Es lo que hacen todos los enfermos. Disimulan sus sufrimientos porque se imaginan que de ese modo suprimen el mal.

(Alejandro recorre el jardín de izquierda a derecha. Violeta le contempla desde la puerta y le vigila.)

Doctor: Otros enfermos me esperan... Si me necesitan no tienen más que llamarme. ¡Tenga valor!

Gonzalo: Le acompaño. (Acompaña al Doctor hasta la puerta.) Doctor, le agradecemos mucho todo lo que ha hecho.

(Salen.)

Marcela: ¡Violeta!

(Violeta se acerca.)

Violeta: ¡Marcela!

Marcela: Violeta, es preciso que Alejandro deje de beber. Tienes que ayudarnos a Federico y a mí a devolverle la confianza en sí mismo.

Edith: El doctor tenía mucha prisa.

(Se lo dice a Gonzalo que entra.)

Gonzalo: Sí, pero debió de ser menos brutal.

Marcela: Federico se desesperará si Alejandro no se recobra y se hace cargo de la dirección de...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Edith oye estas palabras y pregunta como un demonio.)

Edith: Hacerse cargo ¿de qué?

(Marcela se sienta en el sillón. Violeta se sitúa de pie detrás de ella.)

Marcela: ...de la hacienda.

Gonzalo: Mamá, has sufrido un gran golpe y...

Edith: Sí, todos hemos sufrido un golpe muy fuerte, pero...

Gonzalo: Seamos sensatos...

Edith: Federico no está tan loco como para... para dejar la hacienda...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Gonzalo: ...en manos de un irresponsable.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Marcela: Federico no va a dejar nada en manos de nadie, porque no se va a morir. Meteos esto bien en la cabeza.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

FIN

avatar
Glous
Admin

Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 28/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Mensaje por Gloria el Miér Jul 02, 2014 12:37 am

Dios, cuánta tensión en este capítulo!!! Y creo que todos son unos egoístas, si todos fueran mas unidos y hubiera amor de familia de verdad, sería mucho más fácil soportar ese gran dolor de la terrible enfermedad del abuelo, pero así como son todos, el cáncer se duplica y no solo para Federico sino para todos.

Marcela está que casi se muere con la noticia, ama realmente a Federico cuando él ha dicho que ya no la soporta, llama a Alenjandro ignorando por completo a Gonzalo que como quiera que sea y suponiendo que en verdad su papá no le importe tanto sino su herencia, pues sea como sea también es su hijo pero lo rechaza con una crudeza que hasta a mi me dolió, mientras que Alejandro es un cobarde y prefiere estar afuera y no presente enfrentando esa gran tragedia y apoyando a su madre, Todos están menos Federico, solo falta que éste se haya suicidado, ojalá y no porque ahora si que Alejandro se emborracharía hasta morir ya que se sentiría culpable ya que él fue quien le reveló la verdad a su padre.

En espera del siguiente capítulo
avatar
Gloria

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 25/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Mensaje por Glous el Mar Jul 08, 2014 7:03 pm

Gloria escribió:Dios, cuánta tensión en este capítulo!!!  Y creo que todos son unos egoístas, si todos fueran mas unidos y hubiera amor de familia de verdad, sería mucho más fácil soportar ese gran dolor de la terrible enfermedad del abuelo, pero así como son todos, el cáncer se duplica y no solo para Federico sino para todos.

Marcela está que casi se muere con la noticia, ama realmente a Federico cuando él ha dicho que ya no la soporta, llama a Alenjandro ignorando por completo a Gonzalo que como quiera que sea y suponiendo que en verdad su papá no le importe tanto sino su herencia, pues sea como sea también es su hijo pero lo rechaza con una crudeza que hasta a mi me dolió, mientras que Alejandro es un cobarde y prefiere estar afuera y no presente enfrentando esa gran tragedia y apoyando a su madre, Todos están menos Federico, solo falta que éste se haya suicidado, ojalá y no porque ahora si que Alejandro se emborracharía hasta morir ya que se sentiría culpable ya que él fue quien le reveló la verdad a su padre.

En espera del siguiente capítulo

La tensión y las traiciones están a flor de piel tocaya, veremos que pasa en el siguiente capítulo, lo cuelgo en breve, 1beso!!  Very Happy 
avatar
Glous
Admin

Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 28/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Mensaje por Gloria el Miér Jul 09, 2014 3:04 am

Sí ya quiero ver en que termina todo este lío que me tiene toda nerviosa, siento que estoy ahí presente junto con todos ellos jiji
avatar
Gloria

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 25/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Mensaje por EduLin17Xever el Sáb Oct 04, 2014 2:24 pm

Ya revelaron las malas intenciones de Edith y Gonzalo, quien lo diría tal para cual, ambiciosos y perversos.

Este Alejandro se da a caer mal porque teniendo una mujer como Violeta cualquiera se sentiría feliz. Esta claro que la enfermedad de Federico sea mortal, asu, que pena y ya me esta cayendo bien, el viejo verde.

Este lió familiar por un patrimonio familiar se terminara en algo mal, la seguiré, nos vemos.Smile
avatar
EduLin17Xever

Mensajes : 456
Fecha de inscripción : 04/03/2014
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 6 "La Realidad"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.