¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Lun Abr 29, 2013 7:54 am.
titulotitulotitulotitulotitulotitulo

La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Glous el Jue Jun 26, 2014 4:59 am

La Gata Ardiente


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Capítulo 5.

"Los celos de la mujer proceden ordinariamente del despecho; los del hombre son hijos del egoísmo."
Thomas Campbell .

(Federico y Alejandro continúan conversando.)

Federico: Nadie ha pensado que....

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alejandro: ¡Pues están en lo cierto! Nuestra amistad no debía ser normal, porque era sincera... y la sinceridad, como has dicho antes, es tan difícil entre dos personas, que nunca parece ser normal.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Se miran fijamente durante unos instantes. Se rompe la tensión y se separan con aspecto cansado. Se oyen voces desde abajo que llaman: "¡Abuelo! ¡Padre! ¡Vamos a encender el castillo de fuegos artificiales, baja!")

Federico: ¡No es posible que nos dejen tranquilos!

(Hay una pausa violenta, al final de la cual Federico, con un gran esfuerzo se atreve a preguntar:)

Federico: ¿Por qué cometió Pedro aquella locura?...

(Alejandro mira a su padre tristemente y como si le costara un gran esfuerzo hablar empieza a hacerlo, después de haber ido hacia el bar y coger una botella.)

Alejandro: Violeta creyó que cuando Pedro y yo dejamos la Universidad para seguir jugando juntos como profesionales, era porque deseábamos seguir siendo siempre dos adolescentes...

(Se acerca a la ventana y mira como obsesionado fuera, con la mirada perdida en el vacío, como si viera todo lo que cuenta.)

Alejandro: Queríamos que duraran eternamente nuestras entradas triunfales en el campo de deportes... Aquellos pases, que nadie podía interceptar y que nos hicieron famosos... Y así lo hicimos. Durante una larga temporada nos mantuvimos en primera línea, a fuerza de entrenamientos y compenetración... Sí, pero aquel verano, Violeta me puso en el dilema de elegir. Me dijo: "Ahora o nunca"... y nos casamos y fuimos muy felices. Violeta nos acompañaba a todas partes. Era la gran animadora del equipo. Parece que la estoy viendo: llevaba una gorra y una chaqueta de ante rojo, ¡Enloquecía a los muchachos! Se pasaba el día organizando bailes y banquetes para celebrar nuestras victorias o nuestros fracasos. ¡Le daba igual! Todos la llamaban "Violeta, La Gata".

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Federico: ¿Pero por qué se mató Pedro?... ¿Por qué, desde su muerte, bebes y bebes sin cesar?...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alejandro: ¡Tú lo has querido! ¡Por fin lo vas a saber todo! ¡Llama a Violeta! Vamos. Llámala.

(Federico le mira fijamente. Luego se decide. Se dirige a la puerta, la abre y llama:)

Federico: ¡Violeta!... ¡Violeta!...

(Aparece Violeta por la puerta. Mira extrañada a Federico, luego a Alejandro. Éste se vuelve de espaldas. Federico le hace un gesto para que entre, después cierra la puerta.)

Federico: Violeta, quiero saber lo ocurrido entre tú y Pedro.

(Violeta sorprendida, mira fijamente a Alejandro y vacila.)

Violeta: Pues...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Alejandro la observa desafiante.)

Alejandro: ¡La verdad, Violeta, toda la verdad!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Violeta: ¿Toda la verdad?... Pues bien. Yo no quería a Pedro. No; no me gustaba. Desde el primer momento se opuso a nuestro matrimonio... Luego intentó separarte de mí por todos los medios...

Alejandro: !Estás mintiendo, Violeta!

Violeta: Llegué a sentirme entre ellos como una intrusa... Sólo vivían para el deporte.

Alejandro: Planeábamos una nueva táctica...

Violeta: Era Pedro quien la planeaba, no tú. Tú tuviste que liderar el equipo porque Pedro era incapaz de hacerlo, era inferior a ti.

Alejandro: Tú le odiabas porque te había dejado al margen! ¡Admítelo!

Violeta: Sí, le odiaba, no porque me hubiera dejado al margen, sino porque intentaba separarme de ti.

Alejandro: Por eso le obligaste a beber y fuiste a su habitación aquella noche después del partido.

(Están el uno frente al otro.)

Federico: Alejandro no jugó ese partido en Chicago. Recuerdo que estaba lesionado.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Violeta: Sí, por eso Pedro se encontró solo en el campo aquella tarde. No sabía qué hacer. En la ofensiva fue un estorbo y en la defensa... un cobarde. El Chicago ganó por goleada, y nuestro equipo, sin Alejandro, no marcó ningún tanto. Pedro se dio cuenta de su fracaso... Tú también viste el partido por la televisión y comprendiste lo que había ocurrido.

Alejandro: Sí, pero no vi lo que ocurrió después entre Pedro y tú en la habitación del hotel.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Federico: ¿Fuiste a la habitación de Pedro, Violeta?

Violeta: Sí. Habíamos estado bebiendo toda la noche. Al amanecer fuimos a ver la salida del sol a la orilla del lago. Me contó sus proyectos: que pensaba irse contigo a un equipo de Europa, pero lo que intentaba era alejarte de mi vida, separarte de mí. Me odió siempre, a pesar de sus amables sonrisas. Entonces fue cuando le dije: "Pedro, si sientes algo inconfesable por mi marido será mejor para los tres que no vuelvas a verle más". Me miró horrorizado y salió corriendo hacia el hotel. Yo le seguí, llamé a su habitación y dentro... me besó; intentó demostrarme que me amaba, ¡pero fracasó! Fue una tentativa lamentable. Entonces descubrí la clase de amistad que sentía por Alejandro. ¡Todo era una gran mentira!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alejandro: ¡No trates de justificarte, Violeta!

Violeta: No, no trato de justificarme. Yo sólo intentaba recuperar a mi marido y no sabía qué hacer para lograrlo. ¡Hubiera sido capaz de cualquier locura! Eso fue únicamente lo que ocurrió... Después sentí pánico. Comprendí que aquella noche me había expuesto a perderte para siempre. ¡Para siempre! Esa es toda la verdad. Sin embargo, de todos modos, te he perdido para siempre. Para siempre.

(Sale y cierra la puerta tras ella a llanto vivo. Durante unos segundos reina un gran silencio en la habitación.)

Alejandro: ¿Estás satisfecho?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Federico: ¿Y tú?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Federico ha escuchado serenamente toda la explicación de Violeta, mirando fijamente a Alejandro.)

Alejandro: ¿Yo?

Federico: Sí. ¿Estás seguro de que no hubo algo más? Pedro se tiró por la ventana, media hora después de salir Violeta de su habitación, ¿Qué ocurrió en esos treinta minutos?

(Se oye sonar el teléfono del hall. Alejandro vuelve la cabeza rápidamente, como si recordara algo.)

Alejandro: Me llamó por teléfono. Se encontraba completamente borracho y trató, con palabras incoherentes y frases entrecortadas, de revelarme algo... que siempre había sentido por mí, pero yo colgué el teléfono.

Federico: ¿Colgaste?

Alejandro: Sí... Y esa fue la última vez que oí su voz.

(En el hall alguien ha descolgado el teléfono y contesta con una voz que no se puede distinguir si es de hombre o de mujer.)

Federico: Pero... ¡tú le dirías algo antes de colgar! ¡Una palabra, cualquier cosa!...

Alejandro: ¿Qué podía decirle?

Federico: No importa... algo.

Alejandro: No; no le dije nada... ¿Por qué le abandonaría en aquellos momentos? Fui yo el que empujó a Pedro fuera de la ventana. ¡Yo le maté, no Violeta!... Yo le maté al colgar el teléfono, y por eso es por lo que me emborracho.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

(Federico le coge y le obliga a sentarse de nuevo.)

Federico: ¡Tú no mataste a Pedro, Alejandro! ¡Fue él quien se mató! Tienes razón para estar asqueado, pero es contigo mismo, no por culpa de Pedro... ¿Ves como siguiendo el rastro se llega a la verdad? ¿Esa verdad que tanto asco te producía y que intentabas olvidar bebiendo? ¡No sigas engañándote, Alejandro! Ese asco que sientes no es de los demás, sino de ti mismo, porque no tuviste el valor de afrontar la verdad a su lado.

Alejandro:¡Pero padre, yo no sentía más que una amistad hacia él, se trataba de su verdad, no de la mía!

Federico: De acuerdo; se trataba de su verdad, pero tú no fuiste capaz de afrontarla con él... ¡De ayudarle!

Alejandro: ¿Y quién es capaz de hacer frente a la verdad? ¿Tú acaso?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Federico: Sí. Yo he sabido hacer frente a todos los peligros. Esa ha sido mi fuerza. Tú, en cambio, tratando de huir de la verdad te has comportado como un cobarde.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alejandro: ¿Estás seguro de que eres tan fuerte como para hacer frente a la verdad, incluso a la más cruel?... ¿Y si yo te dijera que esta noche celebras tu último cumpleaños y que ya no volverás a celebrar otro?

(La persona que ha contestado al teléfono y que ha seguido hablando durante toda esta escena, da un salto y se la oye decir claramente: "No, no; todo eso es falso. Debe ser un error". Alejandro ha callado de pronto al darse cuenta de que acaba de hacerle una terrible revelación a su padre. Da unos pasos y habla sin atreverse a mirarle.)

Alejandro: ¡Vamos fuera! ¡En esta habitación se ahoga uno!

(Federico se acerca él rápidamente y arrancándole la muleta de la mano.)

Federico: ¿Qué es lo que acabas de decir, Alejandro?

Alejandro: No sé; no recuerdo.

Federico: Esta noche celebras tu último cumpleaños... y ya no volverás a celebrar otro.

Alejandro: ¡Padre, te ruego que salgamos! Han empezado los fuegos artificiales.

Federico: No. ¡Antes termina lo que has empezado a decir!... ¿Por qué "éste es mi último cumpleaños y ya no podré celebrar ningún otro?"... ¡Es eso lo que has dicho! ¿Verdad?

Alejandro: ¡Oh, terminemos de una vez! Deja la hacienda en manos de Gonzalo y Edith... ¡Yo lo único que te pido es...!

Federico: ¿Dejar la hacienda? ¿Quién te ha dicho que tenga intención de dejársela a Gonzalo... o a quien sea? ¡Aún me quedan quince o veinte años de vida, y estoy dispuesto a sobrevivirte! ¡Yo te enterraré y seré yo quien pague tus funerales de borracho!

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alejandro: ¡Estoy seguro de eso, padre!... Ahora salgamos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Federico: ¡Oh; acaso...! ¿Es que me han mentido? ¿Han descubierto...? ¿Cáncer?

Alejandro: ¡Sólo con la mentira podemos vivir tranquilos! No escapamos de ella más que con el alcohol... o con la muerte.

(Coge la muleta sin que Federico haga nada por retenerle. Sale a la galería dejando la puerta abierta tras él.)

(Edith aparece por la puerta.)

Edith: Suegro, los niños cantan en su honor. Baje usted.

Federico: (Con voz atronadora.) ¡Alejandro! ¡Alejandro!

Edith: Está bebiendo.

Federico: ¡¡¡Alejandro!!! ¡Alejandro!

(Edith retrocede asustada por la cólera de Federico. La cara de éste está como la de un cadáver. Un relámpago atraviesa el cielo. Alejandro reaparece en la puerta. Entra muy despacio y seguro de sí.)

Alejandro: ¡Lo siento! ¡Perdóname! Mi cabeza no rige y no comprendo por qué a la gente le puede importar tanto vivir o morir. Quizá sea yo peor que los demás porque a mí no me importa la vida. Nosotros somos amigos ¿verdad papá? Y la amistad consiste en decirse las verdades... Tú me dijiste la mía y yo te he dicho la tuya.

Federico: ¡Embusteros! ¡Embusteros! ¡Embusteros!

(Una gran tormenta se avecina.)

FIN

avatar
Glous
Admin

Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 28/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Gloria el Jue Jun 26, 2014 1:55 pm

Pobre de Federico por querer ayudar a Alejandro, éste en un impulso ha descubierto la verdad, ahora sí que la tormenta se avecina y no tanto por la enfermedad en si de Federico sino por el hecho de haberle mentido.

Así que si fue cierto lo que pensaba de Pedro, sí estaba enamorado de Alejandro pero no se suicidó por que Violeta lo descubrió sino porque Alejandro lo ignoró, no soportó el desprecio de éste y Alejandro no puede con esa culpa, pobre Alejandro pues no hay cosa peor que la impotencia de no poder pedir perdón a alguien que ya no está entre nosotros.

En espera del siguiente capítulo.
avatar
Gloria

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 25/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Aleja Soto el Jue Jun 26, 2014 3:18 pm

Buen capítulo Glous. Ya se me han hecho un par de cosas más claras, así que Pedro de cierto modo estaba enamorado de Alejandro y esa noche en que él se suicidó, quiso confesarle lo que sentía a Alejandro, pero como éste colgó, prefirió morir, suicidándose en medio de su embriaguez... Pero me queda la duda de por qué Alejandro le colgó el teléfono... ¿Estaba enojado con él porque había fracaso en el partido?

Ya Federico descubrió la verdad sobre que en realidad le queda poco tiempo de vida. Me interesa mucho saber qué pasará.

Aleja Soto

Mensajes : 168
Fecha de inscripción : 18/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Glous el Jue Jun 26, 2014 4:18 pm

Gracias chicas por vuestros comentarios, me encanta teneros en vilo con está historia, afrontamos la fase final para conocer el desenlace de esta historia dramática.
avatar
Glous
Admin

Mensajes : 367
Fecha de inscripción : 28/01/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Gloria el Sáb Jun 28, 2014 3:26 am

Perdón por contestarte yo Aleja, pero creo que Alejandro colgó por vergüenza, no supo afrontar que su amigo se le declarara, que le confesara que su cariño no era amistad sino amor, Alejandro no supo que hacer ni que decir y se le hizo mas facil cogar y así salir del problema, sin imaginar siquiera que eso causaría tanto dolor en Pedro que decidió quitarse la vida creyendo que Alejandro lo estaba despreciando.
avatar
Gloria

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 25/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Aleja Soto el Sáb Jun 28, 2014 3:45 pm

Sí, tienes razón Gloris. Gracias por la respuesta. Es un buen punto de vista que comparto Very Happy

Aleja Soto

Mensajes : 168
Fecha de inscripción : 18/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por EduLin17Xever el Sáb Oct 04, 2014 12:30 pm

Niña Gloria ahora soy tu reencarnación, jajaja.Smile

Ese Alejandro a lo mejor era muy mueble para su situación, porque no hizo nada, es un cobarde que no acepta lo desconocido. Reconozco que Violeta quizo acercarse a Pedro, pero fue el odio de éste que la alejo y para colmo éste era puñal.

De pena ver que Alejandro fue lo que es por la muerte de Pedro, pero lo terrible que no quiera vivir para bien y pues al final no me quiero imaginar qué va a hacer.

Gran capítulo.Smile

EduLin17Xever

Mensajes : 458
Fecha de inscripción : 04/03/2014
Edad : 23

Volver arriba Ir abajo

Re: La Gata Ardiente Capítulo 5 "Celos"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.