¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el Lun Abr 29, 2013 7:54 am.
titulotitulotitulotitulotitulotitulo

"Dulce Amargo" Un Fin Bien Cerrado (Crítica Final)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Dulce Amargo" Un Fin Bien Cerrado (Crítica Final)

Mensaje por angelknigth el Vie Jun 28, 2013 10:10 pm

Introducción

Hoy fue el final de la telenovela de Cadena Tres en co-producción con la cadena venezolana: Televen, titulada “Dulce Amargo”, fue remake de la Chilena “Los Treinta” y fue protagonizada por Scarlet Ortíz y Erik Hayser, con las actuaciones estelares de Alejandra Ambrosí, Carlos Guillermo Haydón, Alejandra Sandoval, Juan Carlos García, Anabell Rivero, Roxana Díaz y Juan Carlos Martín del Campo.

Para quien no lo supo fue una telenovela que empezó siendo estelar y terminó siendo la semi-estelar, era una historia referente a los problemas en un matrimonio a la edad de los treinta años, donde se podían enfrentar de las cosas más dulces a las más amargas.

Fue una telenovela que si bien no fue perfecta, tuvo muchos errores, pero ¿Qué creen? Que era más consumible que infinidad de porquerías transmitidas en el país. No era lo mismo de siempre que “Corazón Indomable”, no era tan ñoña como “La Mujer del Vendaval”, mucho menos pintoresca como “Que Bonito Amor”, ni estridente como “La Otra Cara del Alma”, “Por Que El Amor Manda” y “Amores Verdaderos”, ni era tan fuera de la realidad como el nivel que tiene “La Tempestad”, simplemente es una historia que pretendía una temática realista, con la que podías pasar un rato y ya decidías si la veías o no, pero tiene datos bastante importantes que cabe destacar.

Primero se hablara de su final y ya luego de la telenovela en general.

El Final

El perverso Diego (Fernando Noriega) logra incendiar la casa de su examante, Mariana (Scarlet Ortíz), donde se encontraban su marido, Nicolás (Erik hayser) y su hijo.

Por otros lados vemos que los matrimonios ya están acomodados en su sitio, Sofía (Alejandra Sandoval) re-hizo su vida a lado de David (Roberto Messuti) con el que se siente completamente plena, mientras que su ex, Rubén (Juan Carlos García), termina en la cárcel debido a su enfermedad que lo hizo cometer los más grandes errores. Camíla (Alejandra Ambrosí) y Héctor (Carlos Guillermo haydón), dejan atrás sus problemas tan profundos que nos los dejaron ser felices para recobrar la sonrisa y darle paso al amor y la pasión, mientras que Bárbara (Roxana Díaz), no tiene más remedio que aceptar la realidad y que su esposo, Juan Ángel (Juan Carlos Martín del Campo) esta en prisión.

Después del recuento, Nicolás logra salir junto a su hijo de la casa y se reúnen con Mariana, Diego no puede huir y el primero intento matarlo a golpes, pero fue mejor transferido a la cárcel.

Se siguieron continuando cerrando las tramas, Jesús (Carlos Felipe Álvarez), perdona a Laura (Georgina Palacios), quien paga caro sus errores, pero nunca le impedirá su derecho a ver a su hija. Jesús se va a casar con Andrea (Oriana Colmenares).

Rubén, termina cometiendo muchas indiscreciones en pleno juicio, que si daban bastante risa, y todas sus amantes terminaron por hundirlo. La condena que cumple es un tratamiento psiquiátrico para su enfermedad sexual y hacer 12 meses de servicio comunitario.

Bárbara acepta esperar a su marido, Juan Ángel hasta su último día en la cárcel, quien el acepta todos sus errores, aparte de que tiene una compañía nada agresiva como Pereira (Elvis Chaveinte).

Camíla integra a Penélope (Miriam Valero) dentro de su familia, siendo Fernando (Alejandro Díaz), el hijo de esta con el marido de la primera, Héctor, a quien al fin de cuentas termina aceptándolo con todo y sus preferencias sexuales.

Cristina (Anabell Rivero) va a ver a Sofía a quien le pide perdón por el daño ocasionado al haberse metido con su exmarido, pero ella no la perdona. Finalmente se va a un crucero junto a Fernando y su pareja Raymond (Gavo Figueira), del que sorprendentemente y yo digo que con mucho amor, el actor Jonathan Islas hace una actuación especial al ser el capitán de un barco que promete ser su nueva pareja, solo que no tuvo ni un solo diálogo, por eso digo, “acepto con mucho amor”.

Diego, termina de volverse loco en la prisión y a pesar de todo Mafer (Aileen Celeste) dice que lo apoyara en todo su proceso, pero el la confunde con Mariana.

Finalmente los personajes de “Dulce Amargo” celebran el amor con la novedosa boda poco común entre Jesús y Andrea. Por último llega Rubén, que no cambia su estado y no acepta la relación de su exesposa, pero ella acepta el seguirlo frecuentando por sus amigos.

Después de un divorcio y sortear al malvado Diego, Nicolás le pide matrimonio nuevamente a Mariana, quien acepta y terminan cerrando la telenovela con un beso de amor.

¿Qué fue lo Dulce y lo Amargo de la Telenovela y su Final?

El final fue bastante decente, estuvieron cerrando la trama como se debía, no con circo momentáneo para jalar rating (“Por Que El Amor Manda”), ni como estar viendo que se cerraba un capítulo más de la telenovela (“La Otra Cara del Alma”), ni con una boda con invitados pintorescos y cosas de absoluto relleno (“Amores Verdaderos”), acabo como debía cerrar, con una conclusión a la temática que pretendía realizar la telenovela. “Dulce Amargo” quizá no sea una joya de máxima calidad, acepto que tenía muy fuertes errores, ¿Cómo cuáles?

Esos foros tan chafas, nombre entre “Destino”, “Libre Para Amarte” y esta se discuten con la peor escenografía. La revoltura de acentos: mexicano, colombiano y principalmente venezolano, a veces llegaba a descontrolar. Habían situaciones que pudieron verse más realistas y no se lograron, la actriz que hacía a Laura, que era Georgina Palacios, llegaba a verse un tanto insignificante como muchas de las actuaciones especiales.

El niño que hacía de hijo de los protagonistas, debo decirlo, pero fue la peor actuación infantil que eh visto en toda mi vida.

El cuadrado amoroso de la trama que eran Scarlet Ortíz, Erik Hayser, Fernando Noriega y Juliet Lima, fue muy fallido. ¿Por qué? Por que la protagonista, se revolcó más con el villano que con el propio galán con el que tenía poca química, y aparte lo hacía como su calzones, parecía más ella la villana principal de la historia, ya ni “Rubí”, ya ni “Teresa” hacían lo que esta mujer hacía. Así que la historia mala-tonto, era muy absurda en ocasiones.

Luego nos ponen que Juliet Lima es la salvación del galán y para empezar que parece japonesa, filipina o tailandesa, no era de gran click, con Erik Hayser.

Fernando Noriega termino robándole la historia a Erik Hayser, sinceramente.

Y hay algo bastante curioso, tuve que dejar de ver la telenovela hasta este último capítulo por varias cuestiones que me impedían verla, entre ellas el estreno de “Fortuna” quien hizo que la bajaran de horario y no tuviera repetición, pero a pesar de todo tu le podías cambiar al programa de espectáculos: “No lo Cuentes”, donde pasaban el resumen por capítulo y le entendías perfectamente a la historia, no tenía cambios, todo era tan igual como desde que ya no la veía, así que siempre se siguió un hilo, pero entonces carecía de intriga.

A pesar de todo pues habían cosas rescatables, las actuaciones no eran tan de cartón, afortunadamente conozco a la mayoría del elenco venezolano que estuvo en la historia, más la colombiana Alejandra Sandoval, y pues es un gran logro que ellos que se me hacen muy buenos actores hayan formado parte de la programación mexicana, podemos destacar que Juan Carlos García fue de menos a más con esa faceta cómica.

La actriz Roxana Díaz logro hacer click con Juan Carlos Martín del Campo, cosa que se me hizo fabulosa e increíble, por que viéndolos así de lejos parecen casi el agua y el aceite, ya quisieran varios de nuestros protagonistas actuales tener una química así.

Logramos ver una faceta bastante interesante en el mexicano Fernando Noriega quien regreso a la actuación de malo, así como el venezolano Carlos Guillermo Haydón quien deja los papeles de niño mimado y toma las riendas con la argos actriz, Alejandra Ambrosí quien dieron una mancuerna de amor-odio.

Y a pesar de todo Erik Hayser si tiene propiedad de protagónico, solo merece más oportunidades y seguir escalando.

Conclusión:

¿Qué es la conclusión a todo esto? “Dulce Amargo” no es un novelón entero, pero no fue esta historia la que dio la moraleja, sino el canal, y lo bueno es que cada vez se aumenta el status de competencia, y esto bien sirve de aperitivo, no es vomitivo como las producciones mencionadas desde el principio, eso quiere decir que abran sus mentes y ojos que no todo es Televisa, y que nos guste o no tampoco todo es Azteca, afortunadamente cada vez crecemos de opciones y no podemos estarnos amargando la vida buscando que destrozar y que premiar, si mejoráramos nuestra versatilidad de televidente, lograríamos crecer en materia de televisión.

angelknigth
Admin

Mensajes : 381
Fecha de inscripción : 28/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.